bert soy yo katia lara conduciendo

Horas ya antes de su muerte, la luchadora social Berta Cáceres nos anotó los nombres de los intereses corruptos que se confabularon para matarla. Usando esa clave, el reportaje arma el rompecabezas para asistir a Berta a resolver su propio asesinato.

Berta soy yo: una producción de Katia Lara

La cineasta hondureña Katia Lara estrena hoy en 7 salas de cine la película que expone la red de corrupción que habría cobrado la vida de la ambientalista Berta Cáceres.

El documental cuenta con los testimonios de Miriam Miranda, Almudena Bernabeu, Milton Benítez y Berta, Laura y Olivia Cáceres.

San Pedro Sula, Honduras. Hoy se estrenará a nivel nacional la película Berta soy yo. Cuando el río suena. El filme relata la defensa del río Gualcarque al ser amenazado por el proyecto hidroeléctrico Agua Zarca, lucha que fue dirigida por Berta Cáceres.

La producción narra la relación de la familia Atala-Zablah con David Castillo como propietarios de Desarrollos Energéticos S.A. (DESA), constructora de la represa, de la misma manera que el entramado de impunidad que se da entre el secretario general de la OEA, Luis Almagro, y Juan Orlando Hernández.

Desde hoy a las 12:00, la película documental será exhibida en siete salas a nivel nacional: Galerías del Val y City Mall en San Pedro Sula, Mall Multiplaza y City Mall en Tegucigalpa, Megaplaza en La Ceiba, Reef Cinema en Utila y Teatro La Cuaja de El Progreso, donde se tendrá una proyección especial el domingo 21 de agosto.

El documental comenzó su rodaje hace 9 años contando con el estrellato de Berta para explicar los hallazgos que evidenciaban una red de corrupción para establecer la represa tomando.

Sin embargo, la filmación dio un giro cuando la activista fue asesinada en su casa por desconocidos.

Reportar sin Miedo entrevistó a la productora de la película, Katia Lara, quien en un inicio nombró el proyecto Berta conspirada, el cual estaba centrado en la corrupción de los contratos de energía, las empresas extractivas y las hidroeléctricas en territorios de pueblos originarios, como un fenómeno en toda Latinoamérica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.