(CNN Español) — El Instituto de la Defensoría Pública de Panamá designó dos defensores públicos del expresidente Ricardo Martinelli para que actúen en su representación durante la audiencia de un segundo juicio oral por supuestas escuchas ilegales, que se llevará a cabo el próximo 5 de julio, en caso de que el abogado del expresidente, Alma Cortés, no asistió.

La designación de los defensores públicos se debe a que el pasado 22 de junio no pudo iniciarse el nuevo juicio “por ausencia de su representante legal, quien presentó certificado de incapacidad”, señaló la instancia judicial en un comunicado de prensa.

Ante las molestias ocasionadas, el juzgado de primera instancia ordenó la designación de defensores públicos “para representar los derechos y garantías de los imputados, en caso de que se requiera su intervención”.

Ricardo Martinelli, quien gobernó Panamá entre 2009 y 2014, está imputado por la presunta comisión de los delitos de interceptación, vigilancia, persecución y vigilancia de telecomunicaciones sin autorización judicial durante su mandato.

El expresidente ha dicho anteriormente que estaba siendo perseguido y que buscaban descalificarlo políticamente. Además, asegura que se prescribe el caso de presuntas escuchas telefónicas ilegales.

En un primer juicio, en agosto de 2019, un tribunal lo declaró «no culpable», pero esta condena fue anulada el 20 de noviembre de 2020 por una corte de apelaciones, que ordenó un nuevo juicio con tres jueces distintos a la condena anterior.

Rubén Gómez y Migdalis Gómez son los defensores públicos designados, y recibirán los 27 tomos del expediente, entre otros documentos, “para garantizar una defensa activa en caso de que intervengan en la audiencia”, asegura el órgano judicial, que argumenta que “se compromete a respetar el mandato constitucional de administrar justicia en forma libre, pronta e ininterrumpida”.

CNN trató de obtener comentarios directos de Martinelli, pero el vocero Luis Camacho dijo que el expresidente no estaba disponible.

Su abogada, Alma Cortés, le dijo a CNN que el tribunal de primera instancia actuó en desafío a la orden de suspensión emitida como parte de una protección de las garantías constitucionales contra la fijación de la fecha de la audiencia, y que Ricardo Martinelli está bajo las órdenes de los tribunales de hábeas corpus y no del tribunal de primera instancia. , que califica de «ilegal».

Cortés anunció que interpondrá este lunes querellas penales contra el tribunal de juicio «por abuso de autoridad, desacato», así como dos amparos constitucionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.