(CNN Español) — Turistas de todos los rincones del mundo convergen hoy en El Chaltén, un pueblo de ensueño ubicado en el sur profundo de Argentina que se ha convertido en un tesoro para los amantes de la naturaleza y el deporte. Tal vez muchos de ellos no sepan que la capital nacional del senderismo o senderismocomo se le llama, es un pueblo muy joven que nació con una intención difícil de adivinar a primera vista: instaurar la soberanía argentina frente a Chile.

Chaltén es el nombre con el que los indios tehuelches, los primeros habitantes de la región, se referían al imponente cerro que domina el paisaje y que ahora se conoce como Fitz Roy. El término podría significar, según información oficial del gobierno, «montaña humeante» o «montaña azul».

Sin embargo, la fundación del actual asentamiento ubicado en el Parque Nacional Los Glaciares -considerado Patrimonio de la Humanidad- poco tiene que ver con los tehuelches: fue una decisión geopolítica hasta el siglo XX.

Para entender esto hay que remontarse a más de un siglo: en 1881, Argentina y Chile firmaron el “Tratado de Delimitación” que establecía un criterio para delimitar la vasta frontera entre ambas naciones. Sin embargo, ni este tratado ni los esfuerzos posteriores lograron resolver todas las diferencias. Casi un siglo después, En 1965, hubo un enfrentamiento entre carabinieri chilenos y gendarmes argentinos en la cercana región del Lago del Desierto que terminó con un carabinieri muerto y puso el conflicto en primer plano.

Y años después, Argentina decidió asentar su presencia con la creación de la ciudad de El Chaltén. “Esta zona requiere un desarrollo agresivo y una presencia socioeconómica activa que apoye y sostenga el trabajo silencioso y encomiable que nuestra Gendarmería Nacional realiza en la región y permita, con una actividad y una presencia santacruceña, firme y sostenida, fortalecer la soberanía de dicha zona sujeta a permanente presión”, argumentó el gobernador de la provincia de Santa Cruz, Dr. Arturo Puricelli, en el proyecto de creación de la ciudad, según reseña en el sitio web del gobierno.

En ese momento, además, el gobernador ya había visualizado el potencial turístico de la región. Los años sin duda le han dado la razón, porque hoy El Chaltén se ha convertido en un destino muy popular para los extranjeros y también para los argentinos. Aquí tienes una breve guía para conocerlo.

Laguna de los Tres y otros atractivos de El Chaltén

Cuestión de gustos no hay nada escrito pero, si dispones de unos días, uno de los paseos imprescindibles, los que están allí coinciden, es el paseo a la Laguna de los Tres.

Este recorrido, de una duración de ocho a nueve horas, está catalogado como de dificultad media para personas experimentadas y sanas, a excepción del último tramo, que está catalogado como de dificultad alta porque, entre otras cosas, se trata de subir una pendiente muy pronunciada.

Las exigencias físicas pueden ser mayores de lo que imaginabas antes de partir, pero una vez que te sientes a orillas de la laguna y admires el majestuoso Fitz Roy, es probable que la sensación de agotamiento dé paso al éxtasis absoluto.

Según el camino que tomes para llegar, y todos están muy bien señalizados, también podrás admirar la laguna de Capri.

Para quienes les resulte demasiado exigente una caminata de estas características, que suman un total de 25 km ida y vuelta, existe un sendero alternativo que demora aproximadamente una hora menos y comienza a unos 17 km de El Chaltén.

si lo tuyo es el senderismootros paseos de día completo que puedes disfrutar son Laguna Torre y Pliegue Tumbado.

¿Has visto esas espectaculares imágenes de montañas en tonos rojizos y naranjas? Pues ese es el precio para los que inician los recorridos antes del amanecer y llegan a los miradores cuando sale el sol.

Si tiene suerte, incluso podría cruzarse con un huemul, un tipo de venado de patas cortas que es icónico en el parque y se considera en peligro de extinción, según el gobierno.

opciones más fáciles

¿No te gusta montar a caballo durante horas y horas? ¿Viajas con niños pequeños? ¿No sabes cómo te capacitaste? En este caso, también encontrarás opciones para caminatas más cortas, y en ocasiones más fáciles, con las que puedes comenzar.

Uno de ellos es Chorrillo del Salto. La caminata, que dura unas tres horas ida y vuelta desde la ciudad, es de dificultad baja, con senderos rodeados de naturaleza muy agradable y una hermosa cascada al final. Puedes hacer todo el recorrido a pie o ir en coche hasta el tramo final, al que solo se puede llegar a pie.

Entre los paseos cortos también se encuentran el Mirador de los Cóndores y el Mirador de las Águilas, que permiten unas vistas espectaculares tras unas horas de caminata (eso sí, con pendiente).

Los paseos mencionados anteriormente son solo algunos de los que se pueden realizar a pie desde la ciudad. También existe una muy rica y variada oferta de excursiones fuera de los límites de El Chaltén que puedes contratar con anticipación o en el lugar, por ejemplo para conocer el Lago del Desierto y el Glaciar Huemul.

Y además de caminar, puedes practicar escalada, ciclismo y kayak, entre otras opciones, que en parte dependerán de la cantidad de días y del presupuesto que tengas para el viaje.

Relax en un pueblo con encanto

Otro buen plan es aprovechar lo que ofrece la ciudad: gastronómicamente encontrarás una variedad de platos que incluyen muchas opciones con carne, recetas argentinas y algunas importadas pero especialmente aptas para el frío, como el goulash.

Y en cuanto a las bebidas, si te gustan las cervezas artesanales, encontrarás más opciones de las que probablemente tengas tiempo de probar. Por otro lado, si te apetece una bebida caliente, el chocolate no puede faltar después de unas horas de ajetreo.

Además de la oferta gastronómica, puedes visitar sus tiendas de souvenirs y tiendas de objetos e indumentaria de diseño local.

Cómo, cuándo y dónde: tres datos esenciales para planificar tu viaje a El Chaltén

Como llegar: Si viaja en avión, el aeropuerto más cercano es El Calafate, aproximadamente a 200 km. Para llegar a la ciudad desde allí, puedes ir en coche o en autobús. También puedes realizar el viaje por tierra aprovechando la mítica Ruta 40.

Cuándo es el mejor momento: La temporada alta de El Chaltén va de octubre a abril, período que incluye el verano austral. Además de las temperaturas más suaves, una ventaja de los meses de verano es la mayor duración del día que permite disfrutar al máximo de los paseos. Sin embargo, el parque está abierto todo el año, así que puedes aventurarte cuando quieras. Tenga en cuenta, sin embargo, que muchos servicios no funcionan y puede haber espacios inaccesibles. En cada estación, encontrarás un paisaje único.

Donde quedarse: la oferta es amplia y variada, con opciones para diferentes presupuestos que incluyen albergues, hoteles, chalets y refugios de montaña, entre otro tipo de instalaciones. También es un destino ideal si te gusta acampar: además de las opciones en la ciudad, tienes espacios en el parque relativamente cerca de El Chaltén acondicionados especialmente para acampar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *