Iberdrola obtuvo un beneficio neto de 1.058 millones euros en el primer trimestre del año, un 3% más respecto al mismo periodo del año anterior, impulsada por su negocio internacionalespecialmente en Estados Unidos y Brasil.

La energética indicó que sus beneficios se vieron lastrados por la actividad en España, donde su beneficio cayó un 29%337 millones de euros, menos de un tercio del total del grupo, afectado por los altos precios de la energía que no logró trasladar a sus clientes a un precio fijo previamente acordado, según publica prensa europea.

En este sentido, recordó que el 80% de la energía vendida a sus clientes en el mercado libre se vende a precios entre la mitad y un tercio inferiores a los precios de la tarifa regulada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.