Siemens Gamesa selló la paz con la multinacional General Electric (GE) cuando ambas compañías ‘llegaron a un acuerdo amistoso’ para poner fin a la disputa que mantenían abierta sobre las patentes de tecnología de aerogeneradores en Europa y Estados Unidos.

En un comunicado, General Electric dijo que los términos del acuerdo son confidenciales, aunque señaló que los dos fabricantes «se han otorgado licencias entre sí y a sus respectivas subsidiarias en todo el mundo» para las patentes.