ACS obtuvo un beneficio neto de 136 millones euros en el primer trimestre del año, lo que supone un aumento del 60% en comparación con el mismo período del año anterior, a pesar de la salida de su ámbito de actividad de su actividad industrial (Cobra)que vendió el año pasado por 5.000 millones de euros.

La mejora del resultado se explica por la mejora en el resto de sus líneas de negocio, incluyendo el ámbito de la construcción, la aportación de Abertis, su rama de servicios y sus actividades inmobiliaria y energética, según su cuenta de resultados.

Más específicamente, el la construcción aumentó su contribución a la utilidad neta en un 11% (81 millones de euros); las concesiones, de las que forma parte Abertis, aportaron 16 millones, mientras que el año pasado lastraron sus resultados; servicios otros 8 millones, un 18% más, y el resto de actividades, hasta 31 millones de euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.