(CNN Español) — Al menos una persona murió este jueves en el noroeste de Colombia, en medio de una escalada de violencia en varios departamentos del país, informó el mediador, Carlos Camargo, en un comunicado de prensa.

El homicidio se registró en la plaza de un mercado local de la localidad de Cereté, donde varios hombres armados irrumpieron para pedir a los comerciantes que cerraran sus negocios, el mismo pedido que hicieron a escuelas y transportistas, informó la Defensoría del Pueblo.

Esta ola de violencia se presenta como producto del paro armado convocado por integrantes de un poderoso cartel de la droga en represalia por la extradición de Dairo Úsuga, alias “Otoniel” a Estados Unidos, ocurrida el miércoles.

A Úsuga se le atribuye ser el líder del Cartel del Golfo. “Otoniel” fue extraditado por el gobierno colombiano mediante decreto presidencial y viajó en un avión de la DEA a Nueva York, donde enfrenta varios cargos penales relacionados con el narcotráfico.

En la mañana de este jueves circularon panfletos supuestamente del Clan del Golfo en las redes sociales. Pidieron a los ciudadanos del noroeste colombiano quedarse en casa y suspender durante cuatro días toda actividad económica en la región por orden del presidente Iván Duque de extraditar a Úsuga.

El Clan del Golfo es considerado una de las organizaciones narcotraficantes más importantes debido a su control de las rutas de la cocaína desde Colombia a México y Estados Unidos.

El presidente Duque calificó la detención y posterior extradición de alias Otoniel como el mayor logro de la Policía Nacional desde la muerte de Pablo Escobar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.