ACS, a través de su filial australiana Cimic, ha conseguido un contrato para que Cadia Holdings, propiedad de Newcrest Mining Limited, lleve a cabo los trabajos de desarrollo del proyecto de reactivación de almacenamiento de una mina de oro y cobre en Nueva Gales del Sur.

El proyecto, que estará terminado en 2023, será ejecutado por CPB Contractors, filial de Cimic, según informó este jueves la compañía.

“Estamos encantados de tener la oportunidad de aplicar nuestros recursos y experiencia a la operación minera de oro más grande de Australia. Los contratistas de CPB trabajarán en colaboración con Newcrest para lograr los objetivos comerciales del proyecto y, al mismo tiempo, garantizar que se cumplan las expectativas de desempeño y resultados ambientales de la comunidad”, dijo el presidente y director ejecutivo de la gerencia del grupo Cimic, Juan Santamaría.