(CNN Español) – La Cancillería colombiana confirmó en un comunicado que ordenó a su embajador, Alfredo Rangel, retirarse de Nicaragua luego de que el presidente Daniel Ortega hiciera declaraciones calificadas de ofensivas durante un acto conmemorativo del 88 aniversario del asesinato de Augusto C. Sandino el pasado lunes 21 de febrero.

En su discurso, Ortega llamó a Colombia un “narcoestado” donde serían asesinados líderes sociales y trabajadores. “Es algo realmente impresionante la forma en que son asesinados los hermanos colombianos, a quienes llevamos nuestra solidaridad con los hermanos colombianos”, declaró el mandatario nicaragüense.

El gobierno de Colombia, a través de su cancillería, rechazó enérgicamente las declaraciones de Ortega y dijo que sus palabras buscaban distraer a la comunidad internacional de la situación en Nicaragua. “La comunidad internacional es muy consciente de que quienes se han opuesto abiertamente al régimen durante el último año han terminado en la cárcel simplemente por intentar presentarse como una opción legítima y democrática.

CNN se comunicó con el Consejo de Comunicación y Ciudadanía de Nicaragua, coordinado por la vicepresidenta Rosario Murillo, para una reacción a la decisión adoptada por Colombia y aún no ha recibido respuesta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *