(CNN Español) – El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, informó este domingo que un hombre fue detenido por el presunto delito de violencia física agravada contra la medallista olímpica Stefany Hernández, ocurrido la noche del 11 de marzo en una discoteca del este de Caracas, e informó que ha designó al Fiscal Nacional 82 competente en materia de defensa de la mujer para que investigue el caso.

Previamente, Hernández había denunciado a través de sus redes sociales que había sido atacada por un guardia de seguridad del local Anónimo-Narciso, un establecimiento que funciona en un barrio como restaurante bajo el nombre de Anónimo y en otro como Narciso Bar Club, una discoteca. . . .

Un equipo de CNN visitó el lugar y pudo comprobar que Anónimo y el Narciso Bar Club llevaban 15 días cerrados como parte de la investigación. El lugar estaba bajo control de la policía de Miranda.

En un comunicado, el restaurante Anónimo, además de solidarizarse con los afectados, dijo que los hechos denunciados por Hernández fueron responsabilidad del equipo de Narciso Bar Club, e indicó que canceló la concesión de la discoteca “en repudio a la comportamiento». del abuso y la violencia cometidos”.

El Narciso Bar Club reaccionó con un comunicado de prensa en el que lamenta la experiencia ocurrida el pasado viernes, pide disculpas y asegura que “los actos de agresión y discriminación denunciados en las últimas horas en las redes sociales ya son atendidos por las autoridades competentes”.

Agregaron que “niegan todo acto de abuso, violencia, discriminación por motivos de género, raza y religión”.

Hernández, atleta de BMX y medallista de bronce en Río 2016, dijo que la echaron del lugar con un grupo de amigos porque su presencia, dice, molestó a «algunos homófobos que querían atacarlos».

“Un guardia de seguridad de este lugar me golpeó en la cara y en la oreja”, denunció el deportista, asegurando que hombres y mujeres fueron golpeados en el incidente.

El mensaje va acompañado de una foto que muestra a Hernández recibiendo atención médica y termina con una advertencia: «Si vas a este lugar, debes parecer heterosexual o te expulsarán y te golpearán hasta que tengas miedo de ser tú mismo».

En tanto, el canciller venezolano, Félix Plasencia, reaccionó en sus redes sociales expresando “su solidaridad y apoyo a Stefany Hernández”. Según él, “la agresión de la que fue víctima no refleja los valores de amor y tolerancia de nuestro pueblo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.