La Copa del Rey ya tiene a su nuevo campeón: el Real Betis Balompié. El club verdiblanco se alzó con el título tras vencer este sábado en los penaltis al Valencia en una final disputada en el estadio sevillano de La Cartuja. Los verdiblancos celebraron la victoria en su ciudad, con su gente, celebrando un hito histórico para el club.

Betis ganó el título tras derrotar a Valladolid, Sevilla, Real Sociedad, Rayo Vallecano y finalmente Valencia. La final se vivió en un partido muy igualado que se interrumpió muy rápidamente tras el gol de Borja Iglesias a los diez minutos de juego. El Valencia empató el partido a la media hora gracias al acierto de Hugo Duro, y de ahí en adelante el marcador no se movió. aunque el conjunto de Mauricio Pellegrini tuvo varias ocasiones para anotar otro gol. Canales y Juanmi se toparon con los postes y el portero del Valencia Mamardashvili tuvo varias intervenciones decisivas.

Al final, el partido terminó en una tanda de penaltis y ambos equipos claramente tuvieron mala suerte. Tras seis tiros claros, el valenciano Yunus Musah mandó el balón. Los verdiblancos acertaron en todos sus lanzamientos y en el quinto Juan Miranda dio el título al club de su vida. El jugador de 22 años que decidió la final es un hincha del club que tenía apenas cinco años cuando el Betis tituló por última vez. A partir de entonces, la fiesta verdiblanca empezó a celebrar un triunfo que deja varios datos sin resolver.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.