Colombia ahora tiene el páramo más grande del mundo: Sumapaz. Pero este ecosistema crucial está amenazado, no solo por las especies invasoras, sino también por el cambio climático y el turismo inusual luego de los acuerdos de paz. Así es como los frailejones, activistas y campesinos trabajan pacientemente para conservar el agua en el páramo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.