Mercedes-Benz ha vendido el coche clásico más caro de la historia, el Mercedes-Benz modelo 300, de 1955, por 142 millones de dólares (135 millones de euros), superando el récord que ostentaba Ferrari. Según ha confirmado el presidente de Mercedes-Benz, Ola Kaellenius, el vehículo se vendió en una subasta secreta, celebrada el 5 de mayo en el Museo Mercedes-Benz de Stuttgart (Alemania), donde se encuentran los dos únicos modelos de esta gama.

Hasta, la empresa Ferrari ostentaba el récord del precio más alto jamás vendido por un coche de colección. En concreto, en 2018 vendió el modelo Ferrari 250 GTO de 1962 por 48,4 millones de dólares (45,7 millones de euros), precio que Mercedes casi triplicó.

El modelo Mercedes fue comprado por el coleccionista británico Simon Kidston, quien dijo que hizo la compra en nombre de un cliente anónimo. El dinero de la venta se utilizará para iniciar un fondo Mercedes-Benz para becas de formación e investigación para jóvenes en ciencias ambientales y descarbonización.según recoge un comunicado de la empresa encargada de esta subasta de coches clásicos y otras de RM Sotheby’s.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.