Francés (Santander, 1989) sólo sabe hacer cosas a gran escala. Dos mil personas asistieron a la inauguración de su macro-galería VETA el pasado mes de febreroclavo importante concurso para la feria de arte contemporáneo ARCOmadrid que se llevó a cabo simultáneamente en el otro lado de la ciudad. La expectativa fue servida ante el nuevo proyecto: esto no es una feria (Esto no es una feria), su segunda exposición -con artistas internacionales como Santiago Ydáñez, Kang Haoxian o el recientemente fallecido Etel Andan- logró vender gran parte de su obra antes de levantar el portal. Pero para este precoz galerista, que organizó su primera exposición con tan solo quince años y que recorrió ferias de todo el mundo (Art Brussels, Dallas Art Fair o Cosmoscow), Sorprender es solo una herramienta más de su trabajo..

PREGUNTA. La marca VETA by Fer Francés ya anuncia su liderazgo en solitario. Hablamos de la galería más grande de Madrid con 3.000 m2. ¿Cómo nació el proyecto?

RESPONDER. Mi experiencia como galerista abarcó ya más de una década, la última etapa con mi ex compañero Javier López, con quien acabé codirigiendo una galería en Chamberí. Al final, crear un programa artístico entre dos personas es complicado, por muy cercanos que sean tus gustos. Siempre había soñado con crear un proyecto liderado por mí y ahora, con el apoyo de los inversores, se ha hecho posible.

P. ¿Por qué el nombre VETA?

R. Inicialmente se iba a llamar META pero coincidió con el cambio de nombre de Facebook y no fue en el momento oportuno. Entonces surgió la palabra VETA, que estaba mucho más relacionada con nuestra actitud; la veta es una veta, que es lo que queríamos hacer en Carabanchel, pero también un yacimiento, donde se cuece el oro y orientamos a nuestros inversores para que realicen la compra adecuada. Todo encaja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.