(CNN Español) — Autoridades del gobierno de la Ciudad de México presentaron este miércoles un informe en el que detallan las supuestas «inconsistencias» que dicen haber encontrado en el tercer y último informe presentado por la empresa noruega DNV sobre las causas que provocaron el colapso de un tramo de la Línea 12 del metro capitalino en mayo. 2021, un accidente que dejó 26 muertos y decenas de heridos.

Funcionarios capitalinos señalaron lo que ven como ‘deficiencias’ en el informe luego de que representantes de familiares de víctimas del accidente exigieran que se hiciera público luego de que el documento de la DNV se filtrara a medios locales e internacionales, y que señalaría, entre otras cosas, la falta de mantenimiento de la estructura como una de las principales causas del colapso.

“El documento confunde las causas directas del derrumbe, las cuestiones de construcción y diseño, ya establecidas por la empresa en el dictamen final de fase 2, con las barreras preventivas que, según su propia definición, son controles, sistemas, prácticas y procedimientos que podría haber ayudado a evitar el colapso”, dijo la secretaria de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil de la Ciudad de México, Myriam Urzúa Venegas. Los funcionarios de la capital no distribuyeron copias de los documentos atribuidos a la DNV, citando solo párrafos parciales.

Urzúa agregó que “es por estas razones que el documento de la empresa a la fecha no ha sido considerado formalmente aceptado por la Secretaría para la Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil, ya que a pesar de la respuesta a algunas de las observaciones que hemos realizado, se sigue viendo como deficiente e insuficiente”.

El Gobierno local señala que entre las inconsistencias que dice haber detectado en el último informe de la DNV, esta empresa señala que ciertas deformaciones en las vigas del metro fueron detectadas «durante una inspección de calles», mientras que en el informe anterior la empresa había informado que esos mismos defectos “eran imperceptibles a simple vista e indetectables”, explicó el secretario de Obras y Servicios de la Ciudad de México, Jesús Antonio Esteva Medina.

Justicia, pendiente a 1 año del derrumbe del metro 3:45

Según otra parte de los funcionarios citados del tercer informe de DNV, dijo que el trabajo tenía «graves fallas de diseño» y, aunque el proyecto se había construido según las especificaciones, los «pernos más críticos habrían cedido» después de aproximadamente 14 años de construcción y operación. dijo el tercer informe de DNV. La incoherencia, según Esteva, es que en el mismo informe de la DNV explica que una «inspección de rutina» podría haber subsanado un «grave error de diseño».

El gobierno de la Ciudad de México anunció el 4 de mayo que había iniciado el proceso de rescisión del contrato con la empresa luego de, entre otras cosas, que el tercer informe «no cumplía con las especificaciones solicitadas en el contrato firmado».

En una conferencia de prensa el mismo día, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, dijo que el documento de la DNV «no cumple con ningún criterio técnico» y lo calificó como un informe «defectuoso, mal ejecutado, sesgado». .

DNV dijo en un comunicado el miércoles que «el informe final se entregó dentro de los requisitos contractuales, a tiempo y completo» y que «el informe se preparó sin la participación de ningún experto que pudiera tener un interés en conflicto en este asunto». .

La empresa agregó que respalda la metodología utilizada, los hallazgos de sus expertos y las conclusiones de su informe de auditoría sobre las causas del incidente.

Rey Rodríguez y Adrián Ledezma contribuyeron a este despacho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.