El uso de la Inteligencia Artificial (IA) dentro del tejido empresarial se ha triplicado en los últimos dos años, según un estudio reciente de la consultora Gartner. Sin embargo, hasta ahora se ha limitado a funciones básicas y sencillas. Pero una empresa española creó una IA de próxima generación, capaz de pensar como el cerebro de un ser humano.

Substrate AI, empresa española que aplica inteligencia artificial para la rentabilidad empresarial (en colaboración con el Instituto Rensselaer de Nueva York, una de las principales instituciones dedicadas a la investigación en ciencia e ingeniería en Estados Unidos), ha creado BIO INSPIRED AI, una nueva generación de Inteligencia Artificial (IA) que imita la forma en que el cerebro humano toma decisiones. Es una tecnología que ya cuenta con el reconocimiento científico de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de España, donde se ha presentado aprobada por la comunidad científica, académica y comercial.

“Hasta ahora, la IA solo podía realizar una tarea a la vez. Jugamos muchos palos, resolviendo esta ineficiencia, utilizando algoritmos basados ​​en la biología, la neurociencia o la psicología.“, comparte Iván García, el CEO de Substrate AI. Se trata de una solución tecnológica basada en aprendizaje reforzado o refuerzo de aprendizaje, que funciona a través de modelos de excitación que a su vez infieren emociones a los agentes de IA (reajustando la variable Q -Learning). Además, trabajan en tiempo real y son capaces de adaptarse a situaciones particulares en las que se proponen tareas y subtareas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.