Para la industria turística mexicana, las vacaciones de Semana Santa representan una oportunidad de recuperación económica luego de dos años de una pandemia que ha paralizado y reducido la llegada de visitantes. Sin embargo, esta recuperación no está ocurriendo simultáneamente para toda la industria, ya que algunos destinos se reactivan más rápidamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.