(CNN Español) — La Corte Internacional de Justicia de La Haya dirimirá este jueves una demanda interpuesta por Nicaragua contra Colombia por lo que el país centroamericano denomina violaciones a sus derechos soberanos y espacios marítimos en el mar Caribe.

La Corte definirá las pretensiones por las que Nicaragua afirma que Colombia violó el derecho internacional por “no haber aplicado la sentencia del 19 de noviembre de 2012 de la Corte Internacional de Justicia” para las operaciones de la Armada de Colombia en el Caribe y por emitir un Decreto Integral zona continua en el archipiélago con la que desconoce la decisión de 2012, informó la Cancillería colombiana.

Colombia, por su parte, demandó a Nicaragua alegando que este país había violado los derechos de pesca artesanal de los habitantes del archipiélago “para acceder y explotar sus caladeros tradicionales”, así como la adjudicación “unilateral de áreas marinas en perjuicio de Colombia”. ”, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores.

El espacio marítimo en disputa es reconocido como rico y extenso para la pesca, así como para la exploración y probable explotación de petróleo y otros hidrocarburos.

colombia contra Nicaragua: la lucha por el espacio marítimo

Luego de una disputa legal de años que comenzó a principios del siglo XX, en 2007 la Corte Internacional de Justicia declaró la soberanía de Colombia sobre las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, ubicadas en el Mar Caribe. Pero en ese momento, no definió cuál era la frontera marítima entre los dos países.

El proceso continuó y en 2012 La Haya otorgó a Nicaragua 80.000 km en el Mar Caribe, luego de lo cual Colombia declaró que no reconocería esta decisión.

Nicaragua pidió entonces a la Corte que interviniera para obligar a Colombia a cumplir con la sentencia de 2012. Y también a extender la plataforma continental en más de 200 millas náuticas.

“Nicaragua solicitó a la Corte que determine el “límite marítimo único” entre las áreas de la plataforma continental y las zonas económicas exclusivas correspondientes respectivamente a Nicaragua y Colombia, en forma de línea media entre las costas continentales de los dos Estados”, dijo el tribunal en la decisión de 2012.

De esta forma, la Corte concedió a Nicaragua trazar una nueva línea en la plataforma con la que otorgó una plataforma marítima de 200 millas náuticas al país centroamericano.

Ante la decisión, el entonces presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, respondió que su gobierno no aceptaba la decisión, diciendo que la Corte había cometido «graves errores» al trazar una nueva delimitación marítima entre ese país y Nicaragua.

«En lugar de limitarse a trazar la línea en el área regulada por el tratado Esguerra-Bárcenas, ha decidido extender dicha línea hacia el norte y sur del archipiélago», dijo Santos en referencia al acuerdo firmado entre ambos países en 1928. y desconocido para Nicaragua por haber considerado que el país centroamericano estaba entonces ocupado militarmente por Estados Unidos.

El presidente colombiano dijo que La Haya reconoció la soberanía de Colombia sobre todo el archipiélago, pero luego separó los cayos Serrana, Serranilla, Quitasueño y Bajo Nuevo del resto.

Pero Colombia, de acuerdo a este tiempo y hasta ahora, declaró que la línea fronteriza reclamada por Nicaragua “estaba ubicada en un área en la cual este país no tenía propiedad” ya que “las dos costas continentales están ubicadas a más de 400 millas de distancia”.

El tribunal se pronunciará sobre el caso el jueves.

— Con información de Samantha Lugo de CNN en Nicaragua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *