(CNN)– México ha registrado oficialmente más de 100.000 personas desaparecidas, según datos del Registro Nacional de Personas Desaparecidas o No Localizadas de la Secretaría de Gobernación.

Desde 1964 a la fecha, el país ha registrado más de 100.023 desaparecidos, incluyendo más de 24.700 mujeres y más de 74.700 hombres. Se desconoce el sexo de 516 personas.

La cifra ha aumentado en más de 20.000 en los últimos dos años, según datos del Ministerio del Interior. Los casos de personas desaparecidas se dispararon en 2006 a medida que aumentaba la violencia relacionada con las drogas. Más del 97% de las desapariciones de las que se conoce la fecha ocurrieron después de diciembre de 2006, según la ONU.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, dijo en un comunicado el martes que solo 35 de todas las desapariciones registradas han conducido a la condena de sus perpetradores.

Datos recientes de la Secretaría de Gobernación de México se suman a la indignación y llamados urgentes para mejorar los sistemas de búsqueda y rescate.

Bachelet instó a las autoridades mexicanas a redoblar esfuerzos. En este sentido, afirmó que “no se deben escatimar esfuerzos para poner fin a estas violaciones y abusos de los derechos humanos en escala extraordinaria, y reivindicar los derechos de las víctimas a la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición”. . «.

Sobre el trauma humano sufrido por las familias de las personas desaparecidas, Marlene Herbig del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) dijo en un comunicado de prensa: “Las primeras horas son las más importantes. Cuando una persona está desaparecida, sus familiares tienen derecho a saber lo sucedido. Conocer la suerte de los desaparecidos es ante todo un acto humanitario.

Pese a los números, Bachelet destacó los avances del gobierno mexicano, al reconocer que es el primer país que permite la visita del Comité contra las Desapariciones Forzadas de Naciones Unidas para trabajar con autoridades en 13 estados.

El CICR y la ONU han pedido que se permita a los familiares trabajar con las autoridades gubernamentales en la localización de sus seres queridos. Según un comunicado a los medios, Michèle Bachelet instó al gobierno a “poner a las familias de los desaparecidos en el centro de sus esfuerzos y poner a disposición los medios necesarios para que las investigaciones y búsquedas sean efectivas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.