(CNN Español) — El año electoral en América Latina se desarrolla en un clima político polarizado e incertidumbre económica. Luego de las elecciones en Costa Rica, y antes de que llegue el turno de Brasil, Colombia realizará el próximo 29 de mayo una de las elecciones presidenciales más importantes en décadas en el país, que también podría tener un efecto en toda América Latina, pues continúa la » paro armado» lanzado por el Clan del Golfo la semana pasada en represalia por la extradición del seudónimo «Otoniel».

Hay ocho candidatos presidenciales en esta primera vuelta, y si ninguno obtiene la mayoría simple de los votos -como sugieren las encuestas- habrá una segunda vuelta entre los dos más votados el 19 de junio para nominar al sucesor del presidente. actual presidente, Iván Duque. El ganador tomará posesión el 7 de agosto.

Una consulta realizada en abril por el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag) destaca que cuatro candidatos concentran la intención de voto del electorado colombiano: Gustavo Petro (42,6%), Federico Gutiérrez (21,8%), Rodolfo Hernández (11,5%) y Sergio Fajardo (9,5%), desde el centro. La Celag incluye en su consejo asesor a figuras de la izquierda latinoamericana como el expresidente de Ecuador Rafael Correa y el exvicepresidente de Bolivia Álvaro García Linera.

La encuesta fue realizada por un equipo propio de Celag con 3.064 entrevistas con cuestionario aplicado mediante el uso de dispositivos móviles, entre el 1 y el 18 de abril de 2022, con un margen de error entre 0,9% y 2,19%, con un 95 % intervalo de confianza.

Datos más precisos provienen de una encuesta más reciente realizada por Guarumo y EcoAnalítica para el diario El tiempo, que postula los mismos cuatro candidatos, aunque con diferentes porcentajes (Petro 36,4%, Gutiérrez 30,6%, Rodolfo Hernández 12,4%, Sergio Fajardo 6,9%). En una posible segunda vuelta, la encuesta prevé un 43,8% para Petro y un 40,9% para Gutiérrez, con un 8,8% de votos en blanco. Esta encuesta incluyó 2.132 entrevistas entre el 25 y el 29 de abril, con un margen de error del 2,5 % y un intervalo de confianza del 95 %, según la ficha técnica facilitada por el diario.

Caso Pecci: Colombia y Paraguay solicitan colaboración internacional 4:12

¿Por qué estas elecciones son importantes para América Latina?

Este ha sido y será un año electoral importante para América Latina: Costa Rica ya eligió presidente, se acercan elecciones en Colombia y en octubre será el turno de Brasil.

El año anterior, Argentina realizó elecciones legislativas y Chile eligió un nuevo presidente: en ambos países los partidos de gobierno sufrieron derrotas, y en el caso de Chile, al igual que en Costa Rica, hubo un cambio en el poder ejecutivo.

Estos procesos electorales se caracterizan por la polarización entre la derecha y la izquierda, en detrimento del centro, y por un mal desempeño de los partidos en el poder, duramente golpeados por la pandemia del covid-19 y las tensiones económicas independientemente de su color político.

“En la mayoría de los países de la región, en Perú, Chile y Brasil, desde antes de la primera vuelta, las encuestas arrojan dos opciones radicales”, dijo Andrés Macías Tolosa, investigador del Externado de Columbia.

“En Colombia creo que las opciones son menos radicales que en Chile, pero son muy opuestas: han llevado a que lo que se discute antes de la primera vuelta es lo que se discute entre la primera y la segunda, y la polarización afecta a la democracia”.

Los 5 países más afectados por el terrorismo en América 0:54

En Chile, Gabriel Boric, el candidato de izquierda, ganó en diciembre, reemplazando al presidente de derecha Sebastián Piñera. De paso por Costa Rica, Rodigo Chaves, un conservador, triunfó y reemplazó al presidente Carlos Alvarado Quesada, desde el centro.

La contienda en Colombia parece tomar forma, según las encuestas, entre Petro -de izquierda- y Gutiérrez -de derecha-, mientras que en Brasil la contienda debería oponer al actual presidente derechista, Jair Bolsonaro, con la el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, símbolo de la izquierda latinoamericana.

“Colombia está en esta ola de consolidación de una izquierda o centroizquierda en el poder, y esto es nuevo en el país”, dijo Macías Tolosa.

Esta posible consolidación podría, según el investigador colombiano, relajar las relaciones de Colombia con Venezuela, luego de que Petro favoreciera el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Bogotá y Caracas si gana las elecciones, así como la revalorización de la historia del vínculo con Estados Unidos. , en particular en la lucha contra grupos armados como las FARC -hoy desmovilizados en el marco de un acuerdo de paz- y el ELN y los sectores disidentes de las FARC.

¿Qué propone Francia Márquez para luchar contra las drogas? 1:22

“Si gana Petro, habrá un debate muy fuerte y complejo sobre esta visión militarista de confrontar a los grupos armados y los cultivos ilícitos. No creo que la relación con Estados Unidos se dañe aunque eso suceda, porque hay muchos elementos de The Stake que Petro no puede cambiar de un día para otro, pero es posible que haya variaciones”, dijo el investigador.

Petro recientemente promovió un programa de sustitución de cultivos de coca en el marco de una alianza entre el Estado y el campesinado, y abogó por procesos de paz con grupos armadosaunque su programa de gobierno no hizo referencia a las relaciones con Estados Unidos.

¿Qué está en juego para los colombianos?

La falta de empleo y la situación salarial son la principal preocupación económica de los colombianos, seguida de la inflación, que llegó a 9,23% interanual en abril, según el Banco de la República, cifra que no se veía desde 2000.—, deuda familiar, pensiones y falta de inversión privada, según CELAG.

«A diferencia de otras elecciones, la inflación ha cobrado mucha más relevancia. Colombia ha sido golpeada por los remanentes de la pandemia y la crisis de abastecimiento, agravada por la guerra en Ucrania. El peso se ha devaluado fuertemente y nosotros teníamos un dólar mucho más alto», dijo Macías Tolosa.

Dentro de los problemas estructurales en Colombia, los encuestados consideran -según el CELAG- que la corrupción es el más grave, seguido de la pobreza, la delincuencia, la clase política y el narcotráfico.

Un informe de la Fundación Ideas para la Paz (FIP) también señala que la seguridad no está entre los principales problemas percibidos por los colombianos, a pesar del reciente «paro armado»: ocupa el séptimo lugar, detrás de salud, educación y empleados. “Este hallazgo sorprende ya que la seguridad ocupa gran parte del discurso mediático y político, y ha guiado, en buena medida, parte del accionar del Estado”, escribieron María Acosta Vélez y Jerónimo Castillo, de la FIP. Esta fundación dice ser financiada con el aporte de empresas colombianas y extranjeras que operan en el país, así como con donaciones de gobiernos y agencias de cooperación internacional, y con fondos de instituciones filantrópicas.

Iván Duque sobre la extradición de «Otoniel»: Respetemos a Colombia 0:42

«Colombia enfrenta actualmente una tasa de homicidios en aumento y este gobierno no ha abordado este tema con responsabilidad. Quizás los candidatos tengan algo que decir al respecto, aunque estos comentarios no aparecen en los debates públicos ni en sus propuestas», dijeron. subrayar. .

«Como suele ser el caso, esta campaña está impulsada por el miedo y las propuestas de seguridad lo reflejan».

Hay 39 millones de personas llamadas a elegir entre las ocho fuerzas que aparecen en el mapa electoral, y en marzo los colombianos ya habían votado en las elecciones legislativas y las consultas populares.

Gustavo Petro fue uno de los triunfadores de esta jornada al ganar el referéndum de su coalición con 4,4 millones de votos y convertirse en el candidato de la izquierda. Además, su histórica fuerza del Pacto tuvo un buen desempeño en las elecciones legislativas y se posicionó como una de las principales fuerzas.

Federico «Fico» Gutiérrez, otro de los principales candidatos a la presidencia, también tuvo un buen desempeño ese día: se impuso en la consulta de su partido con 2,1 millones de votos, obteniendo la representación de la derecha en Colombia y sumando el apoyo de la fiestas tradicionales.

El Centro Democrático, el partido de gobierno del presidente Iván Duque, y el candidato del centro Sergio Fajardo, estuvieron entre los perdedores en la jornada electoral del 13 de marzo.

Con información de Melissa Velásquez Loaiza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.