Fue una guerra que le sugirió a Christian Dior (Granville, Francia, 1905 – Montecatini, Italia, 1957) la idea que luego pasó a la historia como una creación necesaria para el día a día de la mujer.

Las penurias derivadas del que fue considerado el peor conflicto de Europa sacudieron el genio creativo del joven modisto, y decidió que la austeridad y la contingencia propias de una guerra deberían dejar de reflejarse en la indumentaria femenina para empezar a enfatizar las curvas del cuerpo de la mujer. Así nació el llamado New Look. O la nueva definición de la feminidad.

Si bien la relevancia de Monsieur Dior en la industria de la moda se produjo en 1945, en pleno estallido de la guerra, con la materialización de sus revolucionarias ideas, su incorporación al sector se produjo mucho tiempo atrás. Primero, dibujando para Robert Piguet; más tarde, en 1936, con la fundación de su propia casa de moda. Tras años de aprendizaje y rodaje, su nombre empezó a escribirse con mayúsculas cuando en 1945 empezó a dar forma a lo que creó en 1946 y presentó en 1947: un nuevo estilo de vestimenta que despojará a las mujeres de harapos simples, improvisados ​​y aspiracionales para levantar la moral en tiempos de posguerra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *