(CNN Español) — Una periodista cubana y su esposo se encuentran varados desde el 5 de febrero en el área internacional del aeropuerto El Dorado de Bogotá, luego de que su país de destino se negara a aceptarlos.

Yailen Insu le dijo a CNN que ella y su esposo, Boris Salgado, estaban en tránsito hacia Managua, pero la aerolínea con la que viajaban les informó que no podía volarlos porque el gobierno de Nicaragua no los había admitido. En declaraciones a Univisión, Insúa afirmó que Nicaragua les había negado la entrada, argumentando que ella era una persona «regulada» en Cuba, por lo que no podía salir del país.

CNN está tratando de contactar al gobierno de Nicaragua para preguntar por qué no se permite la entrada a la periodista y su esposo. Asimismo, CNN consultó a la Embajada de Cuba en Washington para indagar sobre la situación de la pareja en la isla.

“Empecé a hablar con la aerolínea para ver qué pasaba y la única explicación que me dan es que Nicaragua no me deja entrar a su territorio. Bueno, a partir de ahí empecé a hacer todo un proceso, porque soy un periodista perseguida políticamente en Cuba, por mis ideas, y sé que regresar a Cuba no es una opción para mí porque huí allí, entonces inicié un procedimiento de asilo político aquí en Colombia con mi esposo”, dijo Insúa.

Hasta el momento, la respuesta de las autoridades colombianas ha sido negativa.

CNN ha consultado al Ministerio de Relaciones Exteriores y la respuesta oficial es que “el Ministerio de Relaciones Exteriores no es competente para tramitar las solicitudes de la condición de refugiado presentadas por extranjeros que se encuentran en zonas de tránsito”.

Tampoco es algo que Migración Colombia pueda resolver, según un vocero autorizado de Cancillería.

Insúa le dijo a CNN que eligieron Nicaragua como su destino porque en ese país no piden visas a los cubanos y de ahí podrían ir a un tercer país. Para permanecer en Colombia, necesitan una visa o recibir asilo. Habían salido de Cuba en la aerolínea de bajo costo Wingo e iban a hacer una conexión a Managua desde Bogotá con Avianca. Ninguna de las compañías se pronunció sobre el asunto a la espera de que las autoridades definan la situación de la pareja.

Así, Insúa y su esposo se encuentran en un limbo legal para resolver su situación. A través de un abogado de la Personería de Bogotá establecieron la tutela para que se respetaran sus derechos humanos y se les permitiera estar en el país.

“Llevo seis días aquí sin bañarme, durmiendo en el piso… comiendo una o dos veces al día. Mi esposo es diabético, tiene diabetes alta”, nos dijo Yailén con angustia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.