(CNN Español) – Los líos legales que enredan a Álvaro Uribe Vélez, expresidente y quien envió su carta de renuncia al Senado de Colombia, lo catapultaron nuevamente a ser noticia esta semana. Ahora debido a un proceso seguido por la Corte Suprema de Justicia, que lo llamó este lunes a una investigación, por los presuntos delitos de corrupción y fraude procesal en el llamado caso de falsos testigos contra el senador Iván Cepeda.

Pero este no es el único proceso en el que se ha visto salpicado el expresidente desde que salió de la casa de Nariño. Aquí está el resumen de los más comentados en los últimos años.

Caso de falsos testigos contra el diputado Iván Cepeda

Uribe podría ser juzgado tras decisión del juez 0:39

Año de la última decisión: 2022.

¿Quién acusa? Juez 28 de conocimiento de Bogotá. (Uribe renunció a su jurisdicción como diputado para no ser juzgado por la Corte Suprema de Justicia alegando que no tenía garantías).

Resumen: Este es considerado el caso judicial más controvertido y emblemático de la década, lo que podría convertir a Uribe en el primer expresidente en ser juzgado en este país.

Este caso contra Uribe, que ya tiene un historial de unos cuatro años, surgió en la Corte Suprema de Justicia a raíz de una denuncia que él mismo interpuso contra el senador Iván Cepeda. En esa denuncia, Uribe acusó al senador izquierdista de presunta manipulación de testimonios paramilitares que vinculaban al expresidente con la creación de grupos parapoliciales, específicamente el llamado Bloque Metro que operaba en Medellín y Antioquia.

Aunque en 2018 la Corte Suprema de Justicia dictaminó que Iván Cepeda no debía ser investigado por estas conductas, comenzó a investigar a Uribe precisamente por eso: por supuesta manipulación de testigos y fraude procesal.

El 2 de mayo, una jueza decidió que no archivaría el caso contra el expresidente Uribe y que continuaría con la investigación. Uribe, al insistir en su inocencia y negar los cargos en su contra, dijo que su «reputación ha sido expropiada».

Por este caso, en 2020, la Corte ordenó el arresto domiciliario de Uribe. Después de la decisión, el entonces senador renunció a su escaño en el Senado y su competencia como congresista de no ser juzgado por la Corte Suprema de Justicia, órgano donde, según la Constitución, son juzgados los congresistas. Uribe argumentó que no tenía garantías de ser juzgado por este Tribunal. Por lo tanto, el procedimiento pasó a un juzgado de Bogotá.

Pero a fines de abril, la jueza 28 de Bogotá, Carmen Helena Ortiz, en una audiencia que duró casi 12 horas, decidió no aprobar la solicitud de la fiscalía de sobreseer el caso y mantenerlo vivo. Durante la audiencia, la jueza Ortiz criticó la labor del ente acusador, que consideró insuficiente para acreditar su hipótesis, por lo que Uribe Vélez continúa imputado y a punto de ser juzgado.

¿Cómo se declara Uribe? Cuando la Corte Suprema ordenó una investigación, Uribe argumentó que había un «espíritu de persecución» por parte del alto tribunal, defendió su inocencia y aseguró que estaba procediendo «correctamente». Ahora, después de que el juez dictaminara mantener vivo el proceso, Uribe ha insistido en su inocencia y ha dicho que su «reputación ha sido expropiada».

“Nunca tomé la iniciativa de buscar un testigo, simplemente autoricé al doctor Diego Cadena para que corroborara la información que me llegó. No hay una sola prueba que pueda poner en duda esta afirmación”, aseguró el expresidente en el extenso documento.

Asimismo, afirmó que nunca tomó la iniciativa de ofrecer beneficios a terceros ni autorizó transferencias de dinero a testigos corruptos y que nunca tuvo la intención de inducir a error al tribunal.

¿Dónde está el proceso? Tras su renuncia como senador, ante un tribunal de fuero común, en Bogotá. Fue investigado por la Fiscalía General de la Nación, que solicitó el archivo del caso.

Caso de las masacres de El Aro y La Granja y el asesinato del líder Jesús María Valle

Año de la última decisión: 2018

¿Quién acusa? Corte Superior de Medellín

Resumen: Este caso se remonta a cuando Álvaro Uribe era gobernador de Antioquia, departamento del noroeste de Colombia, entre 1995 y 1997. Era una época en que el país vivía una escalada del conflicto, marcada por masacres a manos de paramilitares. En junio de 1996, dentro del departamento gobernado por Uribe, ocurre la masacre de La Granja y en octubre de 1997 la de El Aro. Además, en febrero de 1998 fue asesinado el líder y defensor de derechos humanos Jesús María Valle. Este es el contexto de una causa que la Corte Superior de Medellín juzgó en febrero pasado y ordenó copias para investigar a Uribe en su calidad de gobernador: «hay suficientes elementos de juicio… que probablemente comprometen la responsabilidad penal de varias personas como el entonces gobernador de Antioquia, doctor Álvaro Uribe Vélez”, dice la sentencia.

Asimismo, el 31 de mayo de 2018, la Corte Suprema de Justicia declaróque la humanidad los crímenes asociados a estas dos masacres, más otro conocido como el de San Roque y el asesinato de Valle. Esta decisión implica que los hechos punibles no prescriben, es decir, no tienen límite de tiempo para su investigación y juzgamiento. Pero además, en octubre de 2015, la fiscalía ya había pedido a la Justicia que investigara a Uribe por las masacres de El Aro y La Granja “porque cuando era gobernador de Antioquia habría facilitado el trabajo de los paramilitares” que la perpetraron. Uribe no enfrenta cargos penales por estos hechos, solo una investigación preliminar por parte de la Corte Suprema de Justicia.

¿Cómo se declara Uribe? Ante la decisión del alto tribunal, el abogado del expresidente, Jaime Granados, solicitó la nulidad al considerar que el tribunal carece de competencia. Sin embargo, Uribe pidió a Granados retirar la petición y continuar la investigación. Sobre la decisión de la Corte de Medellín, hecha en febrero pasado, el expresidente dijo en su cuenta de Twitter que «no hay nada creíble» que lo comprometa: «Tienen miles de páginas en estas investigaciones, todo tipo de presiones en mi contra».

¿Dónde está el proceso? Corte Suprema de Justicia.

Casos de interceptación ilegal o “escuchas telefónicas” del DAS

Año de la última decisión: 2017

¿Quién acusa? tribunal supremo de justicia

Resumen: las llamadas “chuzadas” -del antiguo Departamento Administrativo de Seguridad (DAS)- se refieren a las interceptaciones y vigilancias ilegales de quienes fueron víctimas por parte de defensores de derechos humanos, ONG, líderes políticos y de periodistas bajo la presidencia de Álvaro Uribe Vélez. En su sentencia del 6 de septiembre de 2017, cuando condenó por estos hechos al exdirector del DAS Jorge Noguera, la Corte Suprema de Justicia solicitó a la Comisión de Cargos de la Cámara de Diputados investigar al expresidente Álvaro Uribe Vélez si los consideró justificados. Según el alto tribunal, algunas de las víctimas de estas vigilancias e interceptaciones dijeron que los hechos ocurrieron “bajo el gobierno del expresidente Álvaro Uribe Vélez (2002-2010), quien los calificó de traficantes de derechos humanos y terroristas, calificativos relacionados con las acciones realizadas por el DAS durante su mandato. El tribunal también incluyó el testimonio del exasesor y subdirector del DAS José Miguel Narváez, también condenado, quien afirmó que las «escuchas telefónicas» y vigilancia eran parte «de la seguridad democrática». política impulsada por la presidencia».

¿Cómo se declara Uribe?
En ese momento, el expresidente hablaba en Twitter, negando su participación en los hechos. Señaló que declaró infundado a Narváez a pedido de Noguera en su momento y desestimó la acusación de que ordenó las interceptaciones. «Mi orden general era actuar contra el delito y conforme a la ley», dijo antes de agregar que «interceptar contra la ley y por razones políticas es ajeno a mi naturaleza. De frente y sin trampas».

donde esta el proceso? Comisión de Acusaciones de la Cámara de Diputados.

Caso por insultos contra el periodista Daniel Samper Ospina

Año de la decisión final: 2017

¿Quién acusa? tribunal supremo de justicia

Resumen: El 14 de julio de 2017, Uribe publicó un tuit en el que llamó «violador de niños» al periodista Daniel Samper Ospina, quien en ese momento tenía una columna semanal de comedia en la revista. La semana. Samper acababa de publicar un texto satírico sobre los antioqueños, habitantes del departamento donde nació el expresidente.

Tras la grave acusación de Uribe, quien lo calificó de ‘violador’, el periodista acudió a Twitter diciendo que Uribe lo había señalado por el acto ‘atroz y repugnante’ de violar a niños frente a sus millones de seguidores. Acción legal, igual de efectiva Dos días después, Uribe publicó en sus cuentas de Twitter y Facebook un discurso grabado en video, en el que habló de un ataque a su familia ya sí mismo por parte del periodista y lo acusó de «publicaciones pornográficas con menores». “, en referencia a otra columna en la que el humorista se burla del nombre de la hija de uno de los senadores del partido de Uribe.

Uribe habló sobre los escándalos pasados ​​que rodearon a la revista SoHo, que anteriormente estaba a cargo de Samper Ospina, una publicación para hombres similar a Playboy.

Samper ha denunciado al expresidente por difamación y calumnias, argumentando que con tales declaraciones vulneró sus derechos al honor, la reputación y la rectificación. El caso llegó a la Corte Suprema de Justicia, que en septiembre de 2017 falló a favor de Samper Ospina y ordenó a Uribe retirar las “expresiones calumniosas” contra el periodista de su cuenta de Twitter en un plazo de 48 horas. Además, confirmó la sentencia anterior de la Corte Superior de Bogotá -ya apelada por el expresidente- en la que se ordenaba a Uribe que emitiera una «firme y precisa» retractación de los cargos formulados contra Samper «por el mismo medio por el cual las expresó”, precisando que estas declaraciones no eran ciertas. Se podría decir que es el único caso, de los que enredan al expresidente, quien dictó una decisión judicial firme de la que tuvo que responder.

¿Cómo se declaró Uribe?
Tras el tuit en el que escribió “violador de niños”, Uribe publicó un video donde asegura que hay un atentado contra su familia, sus compañeros y él mismo. Y argumentó: “La vulneración de los derechos del menor, en la que incurrió el periodista, por la naturaleza del maltrato, es una vulneración del menor, que nace de la ley, lo entendemos como una cuestión ética, porque de su relación con la familia y la sociedad, así como connotaciones morales acordes con los valores de muchas personas”. En la sentencia del Tribunal Supremo, el abogado de Uribe señaló para impugnar la sentencia anterior que solo se había tenido en cuenta la denuncia «infundada» de la actora y que se habían ignorado «manifestaciones lesivas de los derechos fundamentales del menor». después de que Samper se burlara de ella. Anteriormente ha agregado que es «incomprensible» que las declaraciones del periodista sean consideradas una crítica política en un «contexto humorístico», pero las declaraciones de Uribe constituyen una conducta punible.

— Esta historia se publicó originalmente en julio de 2018 y se actualizó en mayo de 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.