Última semana de creación sonora en español. Madrid emitiendo energía creativa y definiendo nuevos medios (como le gustaba explicar a mi amigo Mario Pacheco) para la consolidación definitiva del podcast en español. Estas son algunas conclusiones de un festival que ha venido para quedarse, para extenderse sobre el océano, para invitarte y ser una plataforma de encuentro entre creadores, anunciantes y público.
Estos son algunos de sus aspectos más destacados:

1.- El que da primero da dos veces. La cena organizada por Carlos Galán y el autor de este artículo en el renovado Club Matador fue el pistoletazo de salida. Los 40 nombres más importantes de los medios de podcast rindieron homenaje a su ascenso al poder en la víspera de la inauguración de Estación Podcast, el primer festival iberoamericano de creación sonora, dirigido por Nacho Gallego y organizado por Spainmedia y Subterfuge Radio. No estaban todos por cuestiones de aforo, pero todos los que estaban están ahí y sonando. La foto de familia ya está inscrita en la historia de los medios de comunicación como una de las imágenes fundacionales del sector.

La cena de Station Podcast antes de que se abran los micrófonos.

2.-Todo es un podcast, y eso es bueno! Arturo González Campos, intrigante y guionista, autor de los podcasts de referencia hay dragonestodopoderoso (con Juan Gómez Jurado, Cansado y Rodrigo Cortés) lo dijo muy claro. «Y si está grabado en video, ¿es un podcast?» Sí ! ¿Qué pasa si está en la radio y luego está en un podcast, es un podcast? ¡Sí! ¿Y si es con público es un podcast? ¡Sí! ¡Basta! ¡Todo es solo un podcast! Suena como un brindis por el sol, pero para mí es la declaración más importante del festival. Un entorno sin fronteras definidas es incluso más rico que un entorno estrecho como una pequeña carretera de montaña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.