El Papu Gómez, suspendido dos años por dopaje | Fútbol | Deportes

El Papu Gómez ha sido suspendido por dos años al dar positivo en un control antidopaje realizado en el pasado mes de noviembre cuando estaba en el Sevilla. El argentino, de 35 años, fue sometido a un control rutinario y aleatorio de UEFA en la ciudad deportiva del Sevilla, poco antes de la celebración del Mundial de Qatar, donde finalmente acudió para proclamarse campeón del mundo con el combinado entrenado por Lionel Scaloni. El centrocampista, ahora en el Monza, tomó una sustancia prohibida y las autoridades antidopaje le acaban de notificar la sanción de dos años según adelanta Relevo. Con la edad que tiene, su carrera deportiva está seriamente comprometida.

La versión del futbolista para su defensa es que tomó un jarabe de sus hijos sin comunicarlo a nadie después de pasar una mala noche y encontrarse indispuesto. La FIFA permitió al Papu acudir al Mundial, pero la investigación siguió su curso y las alegaciones del futbolista no han sido tenidas en cuenta hasta este momento. Las autoridades deportivas entienden que el jugador no comunicó que había tomado esta sustancia, lo que le condena. Tampoco sufre una enfermedad que le permita tener una dispensa para tomar algún medicamento prohibido.

El Sevilla y el propio jugador tenían conocimiento de la situación desde hace algunos meses. Por este motivo, su salida del club andaluz solo se produjo después de una rescisión de contrato que tuvo lugar el último día de contrato. La cuestión es que ningún club quería fichar al argentino por temor a la llegada de una sanción, como así ha ocurrido. El Monza arriesgó y lo firmó hasta junio de 2024. Ahora puede perder al centrocampista por dos años. No obstante, el futbolista tiene derecho a recurrir la sanción. En el equipo italiano, de la Serie A, el argentino ha participado en dos partidos, ante el Sassuolo y la Salernitana, ambos saldados con triunfo del Monza.

7,5 millones al Atalanta

El Papu Gómez llegó al Sevilla en el mercado invernal de la temporada 20-21. Gómez, una estrella del Atalanta, se había peleado con Gian Piero Gasperini, el técnico del conjunto italiano. Monchi, entonces director deportivo, apostó por un futbolista diferencial, como demostró en su etapa en Italia. El Sevilla pagó 7,5 millones al Atalanta y acordó un contrato con el conjunto andaluz hasta 2024. El rendimiento del Papu no ha sido el esperado hasta que rescindió el pasado verano. Disputó un total de 90 encuentros, haciendo 10 goles. Formó parte de la plantilla que obtuvo el triunfo en la Liga Europa ante la Roma en la final de Budapest del pasado 31 de mayo.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Hildelita Carrera Cedillo
Hildelita Carrera Cedillo