Para un político tan volcado en la exposición pública como Eduardo Zaplana, la cifra ardía en sus manos: ¡16 millones de cotizantes a la Seguridad Social! Un gran éxito que demostró la capacidad del Partido Popular para dinamizar la economía, se aseguró el sustento del sistema de prestaciones contributivas. El día que se alcanzó esta cifra cuando era Ministro de Trabajo, no debió haber español que no se quemara la frente.

Una sensación similar, mezcla de euforia y alivio, la sentirá ahora el ministro José Luis Escrivá, que puede blandir una cifra que supera a la de la mítica década expansiva de los 2000 en nada menos que cuatro millones de personas: 20 millones de cotizantes a la Seguridad Social es, en sí mismo, un poderoso mensaje de credibilidad para nuestra economía, que llega en el momento más oportuno.

Se suma a otros importantes como el aumento del 28% de las exportaciones a principios de año (aunque el efecto de la inflación contribuye en parte a inflar el porcentaje), una subida que emocionó a la clase ejecutiva. Las inversiones de capital riesgo en empresas tecnológicas e industriales aumentaron un 25% en 2021 respecto al año anterior, música celestial para el ecosistema startup. Y sobre todo, el déficit de la Seguridad Social se redujo hasta los 11.192 millones de euros, en parte gracias al incremento del 10% en las cotizaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.