Giorgia Meloni anuncia su ruptura con el padre de su hija, el presentador Andrea Giambruno | Internacional

La primera ministra italiana, Giorgia Meloni, ha anunciado este viernes por la mañana que ha roto su relación con quien era su pareja, el periodista Andrea Giambruno, con el que tiene una hija de siete años. “Mi relación, que ha durado casi diez años, termina aquí. Le doy las gracias por los maravillosos años que pasamos juntos, por las dificultades que atravesamos y por darme lo más importante de mi vida, que es nuestra hija Ginevra”, ha escrito la líder de Hermanos de Italia en sus redes sociales.

Meloni no ha especificado los motivos de su decisión. Pero el jueves por la noche, Striscia la Notizia —un programa satírico de Mediaset, el grupo de Berlusconi en el que trabaja Giambruno— emitió unas grabaciones registradas entre bambalinas del programa que presenta la expareja de Meloni en las que se le escucha hacer comentarios sexistas y de contenido sexual a una compañera. No se le ve en vídeo, pero se escuchan sus comentarios.

En las grabaciones se aprecia por el sonido cómo Andrea Giambruno se acerca entre bastidores a una compañera y le espeta: “¿Me puedo tocar el paquete mientras hablo contigo?”. “Ya lo has hecho”, responde ella molesta. Después él continúa: “Eres una mujer muy inteligente, pero ¿por qué no te conocí antes?”. E insiste: “¿Tienes novio?”, a lo que la mujer responde: “Sí, ya te lo he dicho esta mañana, Andrea”. “¿Eres aperturista?”, insiste él.

El tono en un primer momento parece de broma, aunque es evidente que los comentarios de Giambruno resultan molestos para su interlocutora, pero a medida que avanza la conversación, el periodista va resultando más insistente e impertinente. “¿Cómo te llamas? ¿Nos conocemos? ¿Dónde te he visto antes? ¿Estaba borracho?”, continúa. Y sigue: “¿Cómo dices, amor? ¿Sabes que (aquí el programa omite el nombre de alguien) y yo tenemos una aventura? Todo Mediaset lo sabe, ahora tú también, pero estamos buscando un tercer participante porque hacemos tríos, incluso cuartetos con… (y aquí también se omite el nombre) ¿Has follado?”

“Pero tienes que darnos algo a cambio”

Pero no termina ahí. El presentador vuelve a preguntar: “¿Quieres unirte a nuestro equipo?” Ante la respuesta afirmativa de la mujer, continúa: “Pero tienes que darnos algo a cambio”. “¿Mi competencia?”, pregunta ella. Y añade: “¿Hay una prueba de aptitud?”. Giambruno responde: “Sí, hacemos cuartetos… traducido: hay que follar”. Entonces interviene un hombre: “Si os graba Striscia, ya verás…”. “Pero bueno, estamos bromeando, hay que bromear, venimos de la pandemia, ni que estuviéramos hablando de Hacienda”, responde Giambruno.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

La primera ministra se ha referido a su relación con el periodista de Mediaset: “Nuestros caminos hace tiempo que se separaron y ha llegado el momento de tomar nota”. Y ha añadido: “Defenderé lo que fuimos, defenderé nuestra amistad y defenderé, cueste lo que cueste, a una niña de siete años que quiere a su madre y quiere a su padre, como yo no pude querer al mío. No tengo nada más que decir al respecto. Todos aquellos que esperaban debilitarme golpeándome en casa deberían saber que por mucho que la gota espere socavar la piedra, la piedra sigue siendo piedra y la gota es solo agua”.

La oposición ha criticado duramente los comentarios de Giambruno y ha denunciado que se trata de “insinuaciones sexuales incriminatorias” a compañeras de trabajo.

Tanto los aliados como los contrincantes políticos de Meloni han enviado mensajes de solidaridad a la primera ministra. Los dos vicepresidentes del Gobierno y Matteo Salvini, líder de la ultraderechista Liga, y Antonio Tajani, secretario de la conservadora Forza Italia, han enviado su apoyo y “abrazos” a Giorgia Meloni. “¡Adelante, con cabeza alta!”, ha dicho Salvini.

Algunos representantes de la oposición han aprovechado para criticar las políticas restrictivas de la primera ministra, férrea defensora de la familia tradicional, con las familias LGBTIQ+. Alessandro Zan, responsable de derechos de la secretaría del Partido Democrático, ha escrito en la red social X (antiguo Twitter), junto a un símbolo del arco iris: “Al menos dejad en paz a las familias que quieren estar juntas”. El secretario de +Europa, Riccardo Magi, se ha pronunciado en la misma línea: “No somos partidarios de ocuparnos de los asuntos personales de la primera ministra, y mucho menos de sus asuntos privados. Nos gustaría que ella hiciera lo mismo con todos los italianos. Pido a los políticos de la coalición de Gobierno que se abstengan a partir de ahora de dar lecciones a nadie sobre la familia tradicional”.

Striscia la Notizia, que se emite desde 1988 y es muy seguido en el país transalpino, ya había difundido este miércoles otro video embarazoso de Giambruno. En las imágenes se puede ver al periodista lamentarse de comentarios relacionados con su aspecto durante una pausa en la emisión del programa, mientras se toca los genitales en actitud desafiante y protesta, dirigiéndose a alguien que está detrás de las cámaras: “No me toquéis los cojones con mi peinado, joder. Tengo pelo. Tengo 42 años y lo tengo, aquí todo el mundo es calvo”. En esas imágenes se ve que mientras suelta los exabruptos se dirige insistentemente a su compañera Viviana Guglielmi y le toca la cabeza: “Para mí, el único juicio que cuenta es el de Viviana”, dice mientras comenta “la belleza” del color de la camisa que lleva la presentadora y le lanza piropos, al tiempo que continúa manoseándose la entrepierna.

Un factor importante es que ha sido un programa de Mediaset el que ha emitido las imágenes de la pareja de la primera ministra. El gigante televisivo fue fundado por Silvio Berlusconi, fallecido el pasado junio, tradicional socio de Meloni y creador también de Forza Italia, una de las tres patas de la coalición de Gobierno. Ahora está en manos de sus hijos.

Algunos parlamentarios han visto detrás de este episodio una maniobra para denigrar a la primera ministra y una forma de presión a Meloni. Otros incluso han vislumbrado una especie de venganza por los choques que Berlusconi y Meloni protagonizaron en el pasado y por un episodio que sucedió hace un año, a principios de la legislatura. En la primera sesión del Parlamento, las cámaras captaron unos apuntes manuscritos de Berlusconi en los que describía a la primera ministra. “Testaruda, prepotente, arrogante y ofensiva. Ninguna disposición al cambio. Con ella no se puede estar de acuerdo”, se leía en la nota. Meloni le respondió poco después en público con su habitual tono mordaz y visiblemente irritada: “Le faltaba un punto: que no soy chantajeable”.

Algunas fuentes señalan que Meloni ha pedido explicaciones a su vicepresidente Tajani y que de su entorno le han asegurado que la iniciativa partió unilateralmente del creador de Striscia la Notizia, Antonio Ricci, que es “incontrolable”. “Meloni algún día descubrirá que le he hecho un favor”, ha declarado Ricci.

Los medios locales también apuntan a batallas internas dentro del grupo audiovisual y aseguran que Giambruno no saldrá en antena los próximos días. Mediaset está investigando si ha violado el código ético de la cadena.

No es la primera vez que Giambruno hace comentarios en televisión que le exponen a críticas y que inevitablemente ponen a la primera ministra en una situación comprometida. El pasado mes de julio, hizo algunas bromas que minimizaban, y en cierto modo se burlaban, de las advertencias sobre la crisis climática, además de que también hizo comentarios desagradables sobre la ministra de Sanidad alemana.

A finales de agosto, comentando algunos casos de violaciones en grupo que habían conmocionado al país, pronunció una frase por la que se le acusó de responsabilizar a las víctimas de agresiones sexuales: “Si no te emborrachas, evitas al lobo”. La propia Giorgia Meloni, durante una rueda de prensa poco después, justificó la expresión de su entonces pareja. “Quería decir que no hay que bajar la guardia”, señaló. Más recientemente, Giambruno se refirió a los movimientos de los inmigrantes con la palabra: “trashumancia”, utilizada comúnmente para describir los movimientos estacionales de ganado, y más tarde tuvo que disculparse.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_

Hildelita Carrera Cedillo
Hildelita Carrera Cedillo