Compañía petrolera anglo-holandesa cáscara registró un beneficio neto atribuido de 7.116 millones de dólares (6.745 millones de euros) en los tres primeros meses de 2022, lo que supone una mejora del 25,7% respecto al resultado registrado en el mismo periodo de 2021, informa la multinacional.

El resultado trimestral de Shell refleja un impacto negativo de 3.900 millones de dólares (3.697 millones de euros) después de impuestos relacionados con la retirada de la empresa de las actividades rusas de petróleo y gas.

El beneficio atribuible a Shell a coste corriente de suministro entre enero y marzo de 2022 asciende a 5.026 millones de dólares (4.764 millones de euros), 15,7% por encima de la cifra correspondiente al primer trimestre del año pasado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.