En febrero de 1922, justo en su 40 cumpleaños, James Joyce podía respirar tranquilo. Ulisesla obra a la que había dedicado siete años de su vida había sido finalmente publicada. La novela, que ya es un clásico de la literatura moderna, recibió durante un tiempo negativa tras negativa por parte de los editores, quienes consideraban la obra inapropiada (en Estados Unidos fue prohibida por ser «obscena»).

El destino de Joyce y su novela cambió cuando Sylvia Beach se cruzó en su camino, conocido en el ámbito literario por haber regentado la librería parisina Shakespeare and Company. La Odisea de James Joyce será publicada Ulises terminó cuando la conoció.

Sylvia nació en Baltimore en 1887, pero pasó parte de su infancia en París, su padre, un ministro presbiteriano, había sido asignado a la Iglesia Americana en París. Después de unos años sin hogar —volvió a Estados Unidos, volvió y viajó por Europa, vivió en España…—, en 1916 se instala definitivamente en la capital francesa y comienza sus estudios de literatura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.