Grupo Cajamar registró un beneficio consolidado antes de impuestos de 32,9 millones euros y un beneficio neto consolidado de 29,5 millones euros en el primer trimestre del año, un 110,1% más que en el mismo periodo de 2021.

La entidad financiera ha señalado que el crecimiento de la actividad comercial durante los tres primeros meses del año «tiene un impacto positivo» en sus márgenes, lo que, junto a una «reducción significativa» de los activos irregulares, contribuye a mejorar el balance, aumentando coberturas y provisiones, y aumentando la solvencia.

En ese sentido, el banco indicó que el la tasa neta de morosidad se sitúa en el 2,9% al cierre del trimestre, tras registrar un descenso interanual de 1,6 puntos porcentuales, al que contribuye la bajada de 373 millones de dudosos, que bajan un 23,8% respecto al mismo periodo de un año antes. Así, la tasa de morosidad descendió 1,2 puntos, situándose en el 3,2% a finales de marzo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.